16 de mayo de 2010

-___-

Pero siempre te muestras como superman, ¿acaso no lo puedes sostener?…

Entonces mi mente volvió en sí… esbozó una sonrisa y caminé a mi recámara. Vi sobre la cama aquel viejo oso de mi infancia y lo abracé, ferozmente…

Limpié mi nariz y pómulos, respiré profundo, coloqué la máscara sobre el rostro y regresé a su lado…

Te ves bien, me dijo…

No hay comentarios.: